jueves, 18 de junio de 2009

Logan's Run

Continuando con mi plan de ver las 50 mejores películas distópicas de todos los tiempos, el otro día me senté a ver Logan's Run, un clásico de la ciencia ficción de 1976, que se conoció en español con el espantoso (como es habitual) nombre de Fuga en el siglo XXIII.

En un futuro post-apocalíptico, la gente vive en una ciudad bajo un gran domo o cúpula. Tienen un cristal implantado en la palma de la mano derecha, que cambia de color según la edad. Al acercarse a los 30 años, el cristal, hasta entonces rojo, comienza a parpadear. A partir de entonces, la persona tiene sólo dos opciones: participar de la ceremonia del Carrusel, o intentar huir. En el Carrusel, los participantes son elevados por el aire y vaporizados, creyendo que podrán ser "renovados". Para evitar la huida de los pocos que no se creen esta historia están los Sandmen, cuerpo policial de los cuales Logan, el protagonista, forma parte.


Logan (a la derecha de la foto) con su amigo Francis. Nótese la diferencia entre los uniformes de Sandmen que visten, y las ropas de color del resto de las personas, indicativas de su edad.


Las próximas víctimas del Carrusel, ataviadas para la ocasión.

No voy a continuar con una sinopsis aquí, pero basta saber que, a disgusto, Logan terminará huyendo de la ciudad, junto con una mujer que acaba de conocer (Jessica), y perseguido por su amigo Francis saldrán de la ciudad y lograrán finalmente develar la verdad a sus habitantes.

La premisa básica del film (la muerte de los mayores de cierta edad en una ciudad cerrada) fue tomada de la novela homónima, que por lo demás difería bastante en todo lo demás. Es una buena premisa, no enteramente nueva pero sí sencilla y poderosa. La inclusión de la cuasi-religiosa ceremonia del Carrusel es un buen toque, al igual que el shock del encuentro con el mundo exterior.


Logan y su compañera de huida, Jessica, viendo el sol por primera vez.

Logan's Run no tuvo buena recepción crítica. Algunos dijeron que era floja pero entretenida; otros la descalificaron totalmente. En realidad, aunque hay unos cuantos momentos buenos, como la ceremonia del Carrusel, la reacción de Logan y su compañera ante la primera visión del mundo exterior, y la actuación de Peter Ustinov como "el viejo", el resto puede ser tedioso. Los actores (con la excepción mencionada de Ustinov) son inexpresivos y sus relaciones parecen fingidas e inmotivadas. La trama está bastante bien construida pero falla terriblemente al final, sea porque los realizadores quisieron evitar prolongar el desenlace más allá de las dos horas de película, sea porque necesitaban un final "feliz" aunque fuera totalmente traído de los pelos.


Logan y Jessica frente al monumento a Lincoln, asombrados por los rasgos de un rostro de edad madura, que nunca han visto antes.

La ambientación y los efectos especiales son un tema aparte. Incluso en 1976 era posible crear maquetas de ciudades que no parecieran de juguete a primera vista, como las que impiadosamente abren las tomas de la ciudad bajo el domo. Dejando aparte las risas que causan hoy las blusas sueltas masculinas y los peinados a base de agua oxigenada y spray de los '70, es difícil creer, en una sociedad como la mostrada, que todo el mundo aceptaría vestirse con el mismo tipo de ropa y toda ella del mismo color (que tampoco es posible elegir). El "Circuito" en el cual la gente se pone a disposición para tener relaciones sexuales con otros es una mezcla bizarra entre un servicio de citas en red y un teletransportador estilo Star Trek que no se utiliza en ninguna otra parte. Y la forma en que se muestran los disparos de las armas usadas por los Sandmen, en las que se ve salir fuego verde del cañón y luego brota una explosión de fuegos artificiales en el punto de llegada...

Uno quizá no puede exigirle tanto a algo que se filmó hace 33 años y sin los inmensos presupuestos que se manejan hoy en día, pero recordemos que Logan's Run es posterior a la serie original de Star Trek y casi contemporánea de Star Wars.

De todas formas, fue divertido ver esta película. Yo la había visto, probablemente por televisión, hace añares, y recordaba sólo algunas escenas clave. Me dio gusto poder apreciar ahora este argumento interesante, ya clásico en el género, aun con todas sus fallas.

3 comentarios:

  1. A mí me encantaba esa serie, como toda la ciencia ficción de cuando era chico.
    Hace unos años, volví a verla por Retro y la disfruté mucho.

    La película era igual que la serie televisiva, pero en la pantalla grande.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. tripeitor@hotmail.com4 de agosto de 2009, 16:03

    Al final d la peli uno de los que se acercan al viejo hace el saludo vulcano, se ve muy claramente. Live long and prosper

    ResponderEliminar
  3. Hombre, Jenny Agutter por sí sola vale ver la peli entera...

    ResponderEliminar