viernes, 18 de junio de 2010

Demasiado para un título

Hace meses que no escribo aquí pero me resultó interesante retomar con algo, digamos, llamativo, aunque más bien se lo debería calificar como espantoso. La cosa es que en una librería de viejo encontré un libro titulado La Mujer Bajo los Puntos de Vista Fisiológico, Moral y Literario, sin fecha (le falta la primera página, creo), pero con indudables (y alarmantes) signos de moralina y pseudociencia decimonónicas. Está escrito por un farmacéutico y naturalista francés, Julien-Joseph Virey, entiendo que alrededor de 1830; mi ejemplar es una traducción al español donde se lo nombra simplemente como “J. J. Virey”, entiendo que porque en España se lo conocía como Julián José. Pronto pondré aquí más páginas escaneadas, pero para que se den una idea, esto está apenas en las páginas 20 y 21 (de 279 que tiene el libro). [Hacer click en la imagen para verla más grande.]


Increíblemente Virey hizo algunos aportes importantes a la medicina; se lo considera el padre de la cronobiología, el estudio de los ritmos biológicos y de temas relacionados como, por ejemplo, la diferencia de efectividad de los medicamentos según el momento del ciclo diurno en que son administrados. Fuera de eso, es conocido como el autor de una Historia natural del jénero humano (que se puede leer íntegro o bajar de Google Books), repleto, a todas luces, de burradas iguales o peores que las de su posterior libro sobre la mujer.

1 comentario:

  1. Tal vez dentro de 200 años se rian de lo que ahora se considera conocimiento cientìfico verdadero y de nuestras costumbres sociales y religiosas-

    A mi me parece disparatada tambièn la circunciciòn masculina, y la quimioterapia, y que se prohiba la anticoncepciòn, y la monogamia me parece no solo aburridora, sino que causa violencia por celos y hasta asesinatos a veces-


    Y me parece una salvajada perforar las orejas de las niñas, y los piercings tambièn

    ......

    ResponderEliminar