jueves, 7 de mayo de 2009

"La peste", por Albert Camus

Como ya dije una vez, no recuerdo ningún período prolongado en los últimos años en que no haya estado leyendo uno, dos o hasta tres libros a la vez. Lo que no hago con tanta frecuencia, y debería, es escribir sobre esos libros. Así que les voy a contar sobre uno que terminé hace poco: La peste, de Albert Camus.

La peste es uno de esos "clásicos" que uno no llega a leer porque no se los cruza seguido en las librerías (¡no son bestsellers!) o porque les tiene demasiado "respeto". Aunque seguramente lo había oído nombrar, nunca lo consideré hasta que oí hablar de él a Christopher Hitchens, en el contexto de una alegoría entre la susodicha enfermedad y el fundamentalismo religioso.

En realidad La peste no es otra cosa que la narración de una epidemia de peste bubónica que asola la ciudad de Orán, en Argelia, en un momento no especificado poco después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque hay claros paralelos con el comportamiento humano durante una guerra, los que analizan estas cosas dicen que Camus no intentaba ser alegórico. Lo que exponía era su visión del absurdo, que si entendí bien es como sigue: la vida no tiene sentido inherente, nuestras leyes y nuestra moral son inútiles; enfrentados al sufrimiento y a la muerte sin rostro ni dirección clara, lo único que le queda al ser humano es la solidaridad, el amor de unos por los otros y el negarse obstinadamente a sucumbir. Eso es lo que hacen los protagonistas de La peste, cada uno a su manera.

Los paralelos de los que hablo surgen al observar cómo una epidemia puede propagarse inicialmente a través de la negación, del descuido, de no interpretar los signos de peligro. De esa misma manera surgieron movimientos históricos como el nazismo, que claramente no salió de la nada y que se veía venir pero que nadie combatió hasta que hubo infectado a todo un pueblo: igual que la peste, que vive latente, en una forma poco virulenta, en las ratas, pero que en condiciones propicias puede brotar una y otra vez.

La peste es ameno, a veces muy psicológicamente detallado, pero nunca cansador. Es un libro corto, accesible, y da que pensar.

2 comentarios:

  1. A raíz de la aparición de un probable brote de peste bubónica en Libia, quería saber la fecha en que ocurrió tal fenómeno según Camus. En el blog encontré la respuesta perfecta. Gracias. Mi blog es pepecomenta.blogspot.com

    ResponderEliminar